martes, junio 29, 2010

Día 225

Ahora también se toman fotografías desde vehículos automotores, tal y como se aprecia en la imagen. La infraestructura necesaria para lograrla fue mínima, pues con una mano sostenía la cámara y con la otra me agarraba de donde podía, pues iba acostado en el techo del taxi, cual cuadrúpedo surfista.

2 comentarios:

Javier dijo...

Peligrosa técnica fotográfica que genera honda preocupación entre los asiduos seguidores del fotógrafo. Ruego la máxima prudencia a la hora de asumir riesgos, por el bien de la interesada audiencia.

E. C. Pedro dijo...

Javier, no hay peligro. Es la cámara la que va en el techo. El fotógrafo se encuentra confortablemente sentado en el asiento trasero del auto. El efecto sin embargo es divertido.

Gracias y saludos.