domingo, junio 06, 2010

Día 202

El parque Brasil, situado en el barrio Teusaquillo, tiene estos bellos arcos, recientemente renovados. Es una lástima que hayan cortado una enredadera que le daba mucha personalidad al lugar. Pese al resultado, fue una mala idea.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Aller contre la nature, c'est un mal sans remède. Le lière repousse. la nature retrouvera sa place! (ap)

Miguel Baquero dijo...

Pues sí, falta algo en esos arcos, seguramente una enredadera

Javier dijo...

J'aime les parcs qui cachent les traces de ceux qui les rendre belles.

E. C. Pedro dijo...

Sí señores, a un parque la juventud le va peor que a un vino. Este tipo de lifting es triste. La buena noticia es que no ha sido la norma.

lAeXploradora dijo...

Este parque me trae recuerdos lejanos... Aún más lejanos sin la enredadera...