sábado, noviembre 26, 2011

Día 683

El barrio en el que se ubica esta casa es La Favorita, que se llama así porque fue el preferido de los bogotanos (además de ser el nombre de la hacienda que antiguamente ocupaba la zona). Hace parte de lo que en este blog hemos llamado 'el sector occidental de la ciudad', que a grandes líneas coincide con la localidad de Los Mártires. Según un artículo del diario El Espectador del 22 de febrero de 2008 (enlace) durante los años 1970 los terrenos se vendían 'por peso'. Al parecer, ya no.

7 comentarios:

la MaLquEridA dijo...

No entendí cómo por peso...

E. C. Pedro dijo...

Malque, querida decir que las habían vendido muy pero muy baratas. Como cuando toca deshacerse de un mueble finísimo, y solo le pagan a uno lo que pesa, como en el mercado de verduras: tanto por kilo.

Saludos.

Daniel Frischmann dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
El peletero dijo...

A peso no se vende ya ni el oro, ni el pan, querido.

mi nombre es alma dijo...

Aún con las paredes desconchadas, destaca un luminoso color. Aú "al peso" debieron ser bonitas esas casas.

Pherro dijo...

Pero tiene su atractivo, con ese remate piramidal y los rombos, visualmente -por lo menos a mi- llama.
Saludos Pedro.

E. C. Pedro dijo...

Daniel, me parece bien chévere el plan (ya activaré un correo-e para el blog). Habrá que esperar a que baje la temporada de lluvias, que amenaza con ahogar todo lo no anfibio...

Peletero, ¡casi no te reconozco! Ten sienta bien el nuevo look.

Alma, Pherro, sí ha habido un doble fenómeno, pues las condiciones de la zona han arrasado un montón de cosas interesantísimas, pero otras las han envuelto en un ambiente de cápsula del tiempo que lo deja a uno bien desconcertado.