jueves, octubre 28, 2010

Día 338

Carrera Quinta de noche en el parque Nacional.

2 comentarios:

Miguel Baquero dijo...

Qué precioso lugar para pasear de noche y que se te vayan ocurriendo historias...

Javier dijo...

No importa lo lejos que se encuentren, todos los bosques parecen formar parte del mismo. Incluso aparentan compartir también esa callada conciencia. Tu fotografía muestra un momento propicio para las confidencias y la serenidad de ese sepia parece corroborar tal reflexión.