miércoles, octubre 13, 2010

Día 325


3 comentarios:

Anónimo dijo...

qué pasó? se les cayó la pared? qué horrible. Son casas viejas, la lluvia las acaba, el viento.

Javier dijo...

No podría decirte porqué pero la imagen me ha traído a la memoria la de las Cariátides. Como en la fachada del Erecteión, aunque con menos glamur, ese hombre parece sujetar desde el apoyo en la sombra de la pared las vigas de la techumbre con su propia cabeza. En conjunto, los elementos más imprescindibles y elementales para recuperarle la esperanza a esa pared.

mi nombre es alma dijo...

Mucho trabajo le espera.