domingo, marzo 06, 2011

Día 456

En la introducción de su "Historia de la Fotografía en Colombia", el historiador Eduardo Serrano realiza una afirmación de gran actualidad, que consiste en señalar que "(...) la fotografía no ha recibido en el país la atención que realmente amerita, siendo pocos, por ejemplo, los escritos que se han publicado sobre la materia; habiendo sido relegado en ocasiones a un plano secundario en relación con otras maneras de expresión artística; e inclusive habiéndose ignorado su potencial documental e informativo durante largos lapsos." El parque Centenario (enlace), ubicado en el lugar donde el ex alcalde Fernando Mazuera excavó este viaducto, es un buen ejemplo de un lugar fundamental para la ciudad, del cual quedan apenas vestigios fotográficos.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Même Paris, ville hyper-photographiée depuis 150 ans ne connais pas assez bien l'avant Haussmann, urbaniste de talent. Seule la photo peut témoigner du génie humain en lutte contre le rouleau compresseur de l'urbanisation qui hélas s'identifie souvent au crétinisme.

FJavier dijo...

Las imágenes recuperan la nitidez de la memoria y permiten compartirla, liberándola de esa interpretación que el cerebro hace de lo que ve y de la erosión inevitable del tiempo. Además, son menos propensas a dejarse pervertir de lo que son las palabras. Por ello representan el mejor aliado para quienes gustan de buscar indicios para rehabilitar la historia.

Por eso, también, admiro a los fotógrafos.

Un admirado saludo, E. C. Pedro.

mi nombre es alma dijo...

Este es un mal que no aqueja solo a Colombia, por estos lares tampoco se da mucha vidilla a la fotografía y eso que tal como dice Javier, nos muestra la erosión inevitable del tiempo.

lAeXploradora dijo...

Buen punto. Buena foto, parece una toma de una película... qué gusto es pasar por tu blog, porque sino hay libros que documenten la fotografía está tu blog, que es un buen comienzo. Saludos.