jueves, julio 15, 2010

Día 241

Una sorpresa bogotana. Situada en la carrera Sexta con calle Treinta y tres, esta casa revela cierta expectativa por parte de su arquitecto. ¿Cómo sería su sector de San Martín cuando comenzó su construcción?

2 comentarios:

Javier dijo...

Si las casas merecen nuestra atención -su historia y evolución, su estética, su mensaje…- es posible que debamos de rendir un cierto homenaje a las que, como la de la foto, entienden que llegado el momento de desaparecer deben de arrinconarse humildemente para no herir la sensibilidad del observador. Cuánta dignidad.

El peletero dijo...

Sí, unas expectativas frustradas de frontones y alguna que otra columna que no debía aguantar nada.

Saludos.