viernes, febrero 19, 2010

Día 107 Te manda saludos Magritte

En pleno crepúsculo, que en el trópico es instantáneo, estaba su servidor marchando con énfasis septentrional por la carrera Séptima, cerca de los confines de su reino, es decir los límites del blog, cuando nada pasó, siendo que todo parecía indicar que algo iba a suceder, constituyendo un fenómeno desconcertante, que probablemente supera los límites de la conjetura.

5 comentarios:

Javier dijo...

En algunos paisajes el día y la noche conviven sin acritud.

Salud.

Biovisor dijo...

Este es el simple vértigo de sentirse en el límite de algo.

Anónimo dijo...

to infinity and beyond...

Anónimo dijo...

Ceci n'est pas un paysage urbain.

E. C. Pedro dijo...

"Desperately random." What does he mean?