viernes, enero 15, 2010

Día 74

Dicen que quien mucho abarca poco aprieta. Pero, ¿quién necesita apretar?

3 comentarios:

Javier dijo...

Me despiertan gran envidia las ciudades hechas a un tamano humano.
Sólo así es posible tal instantánea.
Un saludo.

Anónimo dijo...

no!! genial. Cómo es posible, Atlas. Ese será el mundo que debe cargar este personaje. Pero salvo el fotógrafo y los que vemos gracais a su lente, la gente alrededor como si nada... qué pasa con estos transeuntes? es que no lo ven, es que no ven?

E. C. Pedro dijo...

Yo me preguntaba: ¿Y si se suelta la cuerdita que amarra los colchones...?