miércoles, noviembre 25, 2009

Día 30

No sólo los autobuses del sistema Transmilenio han cambiado el panorama bogotano. También la estructura urbana se ha visto modificada, pues ahora hay una malla vial que ha permitido tener conciencia de ciudad. Suba, Usme (y pronto Fontibón y Engativá) ya no son simples nombres en el mapa, sino puntos B a los cuales uno puede acceder desde un punto A siguiendo un proceso sencillo (que por desgracia incluye apretujones, ofensas y robos menores). Sin embargo, también se ha estructurado el aspecto gráfico de la ciudad, para dicha y delicia de los fotógrafos. En la foto en efecto se puede apreciar, sobre la estación que estructura la imagen, la torre Ugi (que construyeron de arriba hacia abajo, según la anécdota de la época), un par de edificios del sector de Ecopetrol, y en el monte, a lo lejos, la parte alta del barrio Pardo Rubio.

2 comentarios:

mi nombre es alma dijo...

Conociendo Bogotá sin conocerlo.

Saludos

Anónimo dijo...

Hay un intenso color azul en una edificacion que al sumarse a las franjas blancas y negras del edificio de marras da una sensacion pop... esta foto retoma esa mirada que obliga a caer en cuenta que no hemos visto todo aunque lo hayamos visto!! esas miradas son un fuerte llamado de atencion a la pregunta por lo que vemos y no vemos.