viernes, noviembre 06, 2009

Día 12

Ha llovido tanto hoy en Bogotá... Los conocedores dicen que se trata del "coletazo de San Francisco", que anuncia la temporada invernal de finales de año. Estaba en el Liévano cuando el aguaceró se soltó con toda su furia, y allí tuve que resguardarme justo a los vendedores de maíz de la Plaza de Bolívar. Aunque tenía los zapatos empapados y todo parecía indicar que el día se había hechado a perder, el fenómeno fue sin duda sobrecogedor. Sin duda exagero, pero me recordó la primera vez que vi nevar. (Los amigos fotógrafos disculparán la calidad de la imagen, pero créanme que fue imposible lograr algo mejor).

1 comentario:

mi nombre es alma dijo...

Nada hay mas terrible y quizás más hermoso que un aguacero que lo ensucia y a la vez lo limpia todo.

Gracias por pasarte por mi casa y como regalo de bienvenida un poema de Carlos Marzal en mi voz, pincha en:
pluscuamperfecto de futuro