lunes, julio 09, 2012

Día 887

El río San Francisco tiene este aspecto en la zona media de su curso, justo antes de llegar a Bogotá y ser canalizado. No estamos lejos del chorro de Padilla, que erróneamente se consideró durante siglos como una de las fuentes de agua potable de la ciudad.

2 comentarios:

lamarderemuée dijo...

Esta incertidumbre de los fuentes verdaderas del agua de las ciudades se repite con frecuencia, bueno, hasta ahora que ya todo está más canalizado, incluso la incertidumbre a secas.

lamarderemuée dijo...

Incluso con las certezas de Lafontaine detrás.