sábado, junio 11, 2011

Día 537

El edificio Vengoechea es una de las referencias arquitectónicas de la ciudad. A los conocedores en arquitectura les recordará el trabajo de Eric Mendelsohn (célebre por su torre Einstein en Potsdam), en particular los balcones de su complejo Woga, que al parecer han marcado a su vez muchos otros diseños. Entre ambas construcciones media apenas una década, la de los treinta, pero entre la Berlín y la Bogotá de entonces el abismo no podría ser mayor. Eso sí, en lo años 1940 ambas retrocederían a su año cero. Respecto a la autoría del inmueble que hoy nos ocupa (lo usual es lo contrario), es triste saber que su diseñador Manuel de Vengoechea no quiso incluir como autor a Manuel Ribas Seva, por lo que este abandonó el país.

2 comentarios:

Miguel Baquero dijo...

En los 40 quizás fuera un edificio innovador, pero hoy parece un poco anodino, ¿no?

E. C. Pedro dijo...

Un poquito nada más... Hay que tener en cuenta que se encuentra en La Candelaria, y que se salvó de la demolición un poco por milagro. Su importancia es en gran medida circunstancial, pues no son frecuentes este tipo de obras en Bogotá.

Saludos.