sábado, julio 02, 2011

Día 554

La ciclovía es una especilaidad urbana de Bogotá, tal vez la única. Consiste en destinar (los automovilistas hablan de 'cerrar') algunos ejes de la ciudad al deporte y el sano esparcimiento los domingos y los festivos, activando de paso algunos sectores que esos días tienen poca o nula actividad.

5 comentarios:

Miguel Baquero dijo...

Pues me paree una grandísima idea; los laborables para los coches, los festivos para las bicis. Aquí en Madrid se hace, que yo sepa, en sólo un parque en toda la ciudad

Caruano dijo...

Me parece una iniciativa estupenda y ojalá continúe por mucho tiempo.
Creo reconocer las inmediaciones del Museo del Oro, pero no estoy seguro.
Un abrazo.

lAeXploradora dijo...

Pues hace años que no voy a la ciclovía... pero de niña, ése era el plan... en bici, en patines o trotando... qué grande es ese evento, me gusta mucho!!! Por cierto, ya sabrás del concurso? http://www.culturarecreacionydeporte.gov.co/portal/convocatorias/2011/fotografia_bogota

Un saludo...

JMNCitrus dijo...

Muy bonita e ilustrativa tu iniciativa, un pasatiempo visual sin precedente en la ciudad. ¿Cuándo se va a dar una pasadita por el Barrio Eduardo Santos? (desde la calle 1-límite sur de su "jurisdicción" con carrera 18), hay construcciones patrimoniales en buen estado y el Colegio Menorah es un referente arquitectónico de la zona que valdría la pena que retrataras. Un saludo,

E. C. Pedro dijo...

Estimados visitantes, vuelvo de un par de días de un viaje al Oriente (antioqueño...), lo cual explica el visible atraso en el blog. Tan solo una reflexión final sobre la bicicleta: es por supuesto el mejor método de transporte: su ciclo sirvió a Apollinaire para explicar la surrealidad. Pero es también un elemento lúdico insuperable, como lo prueba que su aparición en las novelas de Miller sea siempre maravillosa.

P. s. ¡Acepto encantado la invitación a colmar las lagunas de este blog! Espere noticias sobre Santa Isabel, el Vergel y Eduardo Santos.