jueves, marzo 18, 2010

Día 131

Estimados, ya han pasado las elecciones para el Congreso. O eso parece, pues las irregularidades en el proceso mantienen en vilo algunos resultados, como zombies. ¡Pero llega el Festival de Teatro! (Nota subjetivísima: Un buen amigo me comentó en una ocasión que mientras una película mala pasa sin mayores traumatismos, una mala obra de teatro puede acabar con la afición por todo el género dramático).

3 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Si! La vida es sueño. C'est vrai, je le sais, je suis Parisien! Et les irrégularités électorales, nous ne connaissons pas cela à Paris... sauf parfois le vote de quelques électeurs morts depuis longtemps...

Anónimo dijo...

me identifico con lo que dijo el amigo: un sabio.

mi nombre es alma dijo...

Y tu amigo tiene toda la razón. Al teatro se le perdona menos.

Un abrazo