lunes, agosto 27, 2012

Día 935

La escultura dedicada al costumbrista peruano Ricardo Palma cierra con elegancia por el oriente la calle Diecinueve, también conocida como avenida Ciudad de Lima, pues está dedicada a esta capital. Hace unos días, cuando alguien me entrevistó sobre los monumentos de Bogotá, pensé en esta estatua y su relación con el entorno. Es en efecto un buen ejemplo de significación de un lugar público, que lanza un interesante gesto hacia un país amigo. Yo haría aún más para que los hermanos peruanos se sientan a gusto en la hermosa Bacatá, que por supuesto es su casa.

No hay comentarios.: