jueves, agosto 16, 2012

Día 925 Te manada saludos L. C.

¡Vamos, que la Décima sí tiene arreglo! Vacía como en la imagen permite imaginar un monorriel circulando por el carril de los triangulitos amarillos. O un parque lineal entre una torres de altura similar. Con terrazas cubiertas de vegetación... L. C. por supuesto viene de Le Corbusier, cuyo paso por Bogotá suscitó (ojo: nadie está diciendo que diseñó ni nada por el estilo) el trazado de la actual avenida, que lleva el feo y merecido nombre del exalcalde Fernando Mazuera.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues menos mal que no diseñó nada aquí Le Corbusier (el Centro Nariño sí, ¿o no?), porque si le hubiéseis dejado probablemente hubiese demolido el 100% de La Candelaria para hacer sus satánicos complejos de viviendas invivibles, y hoy los tendríamos convertidos en nuevos "cartuchos" para yonkis y cartoneros. Le Corbusier es uno de los padres de la arquitectura del siglo XX, pero a nivel teórico; en la práctica, su legado ha sido monstruoso para las ciudades.

E. C. Pedro dijo...

Hola, bienvenido. Yo creo que una parte de la explicación se encuentra en que L. C., lo mismo que una muy buena parte del movimiento moderno, le tenían fobia a todo lo que oliera a nacionalismo. Con cierta razón, pues acababan de salir de la Segunda Guerra. Hoy sabemos que estaban cortando demasiado lejos, pues sus proyectos ignoraban por completo las referencias culturales de la antigüedad, que no son simples adornos.

Saludos.