jueves, agosto 09, 2012

Día 918

Epifanía. Ó: cristal de proyección. Ahora ha vuelto. Todo punto es suspensivo. Un buen punto nunca es suspensivo. Pero el mal no existe. A la muerte le repugna el mal. Al odio le repugna el mal. A la sevicia le repugna el mal. Es imposible, el mal. Pero volvamos. La mejor reacción es no reaccionar. Los buenos reflejos son tan vitales como mortales. Al egoísmo le repugna el mal. La inmovilidad es el bien en su más puro estado. (Enlace).

1 comentario:

FJavier dijo...

Si el universo resulta un holograma al fin, entonces el mal será menos en su merma dimensional.

Saludos afectuosos.