martes, julio 17, 2012

Día 895

Puedes, oh amable peregrino, apreciar en la imagen una de las pocas cosas que se han hecho bien en el marco de la fase III de Transmilenio. Se trata de la conexión entre los ejes de la avenida Caracas y de la calle Veintiséis, que un poco más abajo adopta su nombre mítico de Eldorado. Se encuentra en el extremo suroeste del barrio La Alameda.

4 comentarios:

Pherro Chafirete Ruletero dijo...

Lo que me impresiona es la amplitud de esas avenidas en contraste con el poco tránsito de vehículos y personas que aparecen en tus fotos.
Saludos Pedro.

lamarderemuée dijo...

Tengo la impresión que otras ciudades han sido deliberadamente fotografiadas con una baja densidad. no real, y en b/n con la finalidad de recordar sus fases iniciales de construcción y así hacerte parecer que asistes a un gran evento, es esto simpático fotógrafo?

lamarderemuée dijo...

Y preguntaría, porqué se han hecho bien estas obras? El colorido es agradable pero creo que no lo da el cemento. Saludos.

E. C. Pedro dijo...

Estimados, es importante tener en cuenta que esa obra no la han inaugurado, y que para tomar la imagen fue necesario, digamos, saltarse un par de cercas... En todo caso, confieso (de nuevo) que no soy ajeno a esas imágenes antiguas, en las que no se ve un alma, sobre todo debido a que se requería un tiempo de exposición muy largo. Recuerdo una del bulevar Conti (¿o Balnqui?) en París, en la cual solo se ve un señor dormido, tal vez un borrachito, en medio de una urbe desolada. Le dernier homme sur terre, quoi !

Saludos.