martes, julio 10, 2012

Día 888

No siempre es posible escoger el marco que nos rodea. A veces sí.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Esto es una belleza!

lamarderemuée dijo...

¿Qué propones, abrir el patio, descuartizar el cuadrado para dar profundidad real al cuadro?

E. C. Pedro dijo...

No estoy seguro Lamar... La idea es muy atractiva, y en efecto es más o menos sencillo atravesar el espejo. Lo difícil es regresar.

¡Muchos saludos!

Pherro Chafirete Ruletero dijo...

A mi los arcos me agradan desde cualquier perspectiva; no hay que ser tan suspicaces.
Saludos Pedro.

lamarderemuée dijo...

A mí los arcos también me agradan, más si forman un conjunto y más si este conjunto puede verse desde la dimensión de intervenir, qué placer¡¡¡. Muchos saludos¡¡¡

Anónimo dijo...

...absolutamente encantador lo que contiene el marco...