viernes, mayo 25, 2012

Día 848

Y en efecto, el oriente queda a la derecha.

3 comentarios:

FJavier dijo...

En fin, Pedro, utilizar el arte para constatar la realidad no deja de tener un peso estético tan sugerente como pueda ser utilizar la realidad para revelar al arte. Acado sean la misma cosa. Otra distinta usar ambas para adoctrinar el subconsciente, un tipo discutible de arte del poder muy generalizado y para el que deberemos estar preparados.
Saludos cordiales.

Chafirete Ruletero dijo...

Demasiado puede ser algo confuso, pero es lo bueno de marcar referencias, aunque sean arbitrarias.
Estoy seguro de que me sentiría como en casa, caminando por las calles de Bogotá.
Saludos Pedro.

El peletero dijo...

Que sobrevuela el águila.