domingo, abril 08, 2012

Día 803

Que sea una ocasión para recordar los versos de la "Canción de la vida profunda" (enlace) del antioqueño Porfirio Barba Jacob:

"Y hay días en que somos tan plácidos, tan plácidos...
-¡niñez en el crepúsculo! ¡lagunas de zafir! -
que un verso, un trino, un monte, un pájaro que cruza,
¡y hasta las propias penas! nos hacen sonreír...".

3 comentarios:

Chafirete Ruletero dijo...

Muy plácida esta imagen, después de aquellas de calles lluviosas.
Saludos Pedro.

la MaLquEridA dijo...

Con trinos y pájaros todo es placido. Saludos

Anónimo dijo...

... muy plácida, como dice Chafirete... a mí me hace sentirme en casa...