miércoles, marzo 28, 2012

Día 792

Un clavo saca a otro clavo. Cierto. Pero, ¿qué logramos? Para sacar al recién llegado necesitamos... lo mismo.

2 comentarios:

Chafirete Ruletero dijo...

La maldita costumbre; recurramos pues a algún santo vicio.
"...que bonito es ver y no mojarse..."
Saludos Pedro.

FJavier dijo...

Me gusta la lluvia, puede que por mi naturaleza acuática, pero lo que más me seduce de un día así es la resignada transformación del suelo en espejo. Juega la luz.

Saludos.