sábado, febrero 04, 2012

Día 746

La plaza de San Victorino, con la furiosa luz sabanera reflejándose en sus ladrillos.

3 comentarios:

Gerardo Huerta Jaime dijo...

La fuerza de esa luz hace que todos y todas las cosas parezcan sombras.
Muy buena foto, admirable.
Saludos Pedro.

lAeXploradora dijo...

Que hermosa imagen de tarde soleada ahora que sobre mi ventana caen grandes gotas de agua!!!

FJavier dijo...

Un contraluz bien conseguido. Las siluetas se funden con las sombras y difícilmente uno puede asegurar quién lleva a quién.
Saludos.