jueves, febrero 02, 2012

Día 744

De los poemas de Rafael Pombo los más conocidos están destinados a los niños. Son de gran calidad. Pocos sin embargo tienen presente que también escribió versos lúgubres, como el siguiente fragmento (enlace) de su "Hora de las tinieblas":

Si en la nada estaba yo
¿Por qué salí de la nada
A execrar la hora menguada
En que mi vida empezó?
Y una vez que se cumplió
Ese prodigio funesto,
¿Por qué el mismo que lo ha impuesto
De él no me viene a librar?
¿Y he de tener que cargar un bien contra el cual protesto?

2 comentarios:

Gerardo Huerta Jaime dijo...

Ya la leí completa.
Me gustó mucho, pues son el tipo de pensamientos que me asaltan constantemente.
Pero ya quisera yo poder expresarlos de esa manera.
Saludos Pedro.

E. C. Pedro dijo...

Gerardo, ya somos tres... La maravilla de la poesía (y de esta en particular) es que cuando unos está 'en fase' siente lo que expresas: que le han leído y dejado en limpio el pensamiento. Te invito a leer otros versos de Pombo, que los niños colombianos identifican como uno de los suyos (lo que refuerza el gran gusto de encontrar, ya de adultos, otras facetas de sus reflexiones).

Saludos.