viernes, diciembre 09, 2011

Día 695

Primer aguafuerte bogotano: flejo + flejo = reflejo

8 comentarios:

Gerardo Huerta Jaime dijo...

Parece un retrato ese reflejo.
Y aunque el indicio es mínimo, da la impresión de ser una zona céntrica de la Ciudad.
Saludos Pedro.

FJavier dijo...

Solo la leve desviación del bordillo, rompiendo su continuidad, despierta de la magia que provoca esa imagen y en la que el cerebro se deja seducir más allá de lo meramente especular. Se diría que también confluyen el tiempo y la historia en tal juego de imposibles coincidencias.

Un cordial saludo.

Anónimo dijo...

L'infatigable marcheur urbain que tu es, EC Pedro, réunit ici l'oeil et l'acte instantanné de prendre la photo - pour notre plus grand bonheur. Bravo

Un salut parisien

Miguel Baquero dijo...

Qué estupendo truco óptico. No se sabe en realidad si los soldados están en la calle o son un cuadro en la pared...

elpresley dijo...

Una foto genial. Lástima que en el cuadro-espejo no salga una bella mujer caminando en vez de los dos regordetes "milikos".

Saludos.

Caruano dijo...

Muy buena composición. Pero fuerte fuerte es la combinación del añil con el naranja :) (¿La Candelaria?)
Saludos!

E. C. Pedro dijo...

Estimados, una vez más se confirma que los reflejos son amigos de los fotógrafos. A veces esto es como componer con Lego: con un poco de paciencia se puede obtener resultados que uno no esperaba.

¡Muchos saludos!

lAeXploradora dijo...

Me encanta, además me recuerda la Candelaria...