sábado, diciembre 03, 2011

Día 690

La carrera Quinta con calle Veinticuatro esperando pacientemente que le caiga su chaparrón diario.

5 comentarios:

Pherro dijo...

Una muestra inequívoca de la diversidad que reside en una Ciudad.
Saludos Pedro.

FJavier dijo...

Aunque la paciencia deba suponerseles, como el valor en el recluta, tengo la impresión de que algunas calles apuntan un gesto de cobarde impaciencia.

Daniel Frischmann dijo...

de que año es este hotel?
a mano izquierda en un pequeño local un señor vende libros y revistas.

E. C. Pedro dijo...

Estmados, se avecinaba uno de esos aguaceros que tienen anegada la ciudad.

Daniel, si identifico con precisión el local de las revistas, es uno que queda en una casa verde 'de puerta y ventana', en la mitad de la cuadra occidental. Respecto al hotel, lamento no poder sacarte de la duda. A puro 'ojímetro', le pondría unos cincuenta años.

Daniel Frischmann dijo...

creo que esa casa verde tenia una bella fachada republicana que fue oculta por una cementada ordinaria que parece papel mache...en ese local he comprado unas pocas revistas life y un bello libro de arte que deje olvidado en una mesa del oma de la 22 con septima...pero el señor tiene interesantes libros y a muy buen precio...