miércoles, noviembre 30, 2011

Día 687

Casa esquinera (!) en La Macarena, rodeada por un conjunto bastante representativo de la arquitectura bogotana. Eso incluye por supuesto la culata del edificio de la derecha.

4 comentarios:

Pherro dijo...

Esos detalles en azul, la hacen harto atractiva.
Otra vez, una de tus tomas preferidas que ha posado de buena manera para tu lente.
Saludos Pedro.

Daniel Frischmann dijo...

Porque muchos quieren vivir en la macarena!!!!!

E. C. Pedro dijo...

Pherro, me ha picado bastante la curiosidad eso de las casas esquineras, quiero decir: su frecuente y característica aparición en este blog. He tratado de decirme "las esquinas son puntos de poder", "son mi sitio preferido", "una esquina saca a otra esquina...". Pero creo que la razón profunda es la segunda regla de este proyecto, siendo la primera es que haya una foto por día. De hecho, solo se publican imágenes horizontales, de modo que las esquinas son un sitio idóneo porque la altura suele ser moderada, y a la vez muy rico el eje horizontal. Creo que esta explicación sirve también para la falta de edificios altos, que no es que abunden como en Sao Paulo, pero son cada vez más frecuentes en esta maltratada sabana.

Daniel, he tenido la enorme fortuna de vivir en este barrio durante algunos años. Su gran karma ha sido a su vez una ventaja, pues gracias a cierto aislamiento, sobre todo de noche, se ha conservado una simpática vida de barrio con las ventajas de una gran ciudad (¡entre los que incluyo los sabrosos capuchinos de Andante!).

Saludos dominicales.

FJavier dijo...

Aún a riesgo de ser osado diría que las esquinas son, además de un pretexto para la mejor estética, un espacio de genuina libertad cartográfica, algo que se adivina también -me refiero a la independencia- en el protagonista de este paseo fotográfico por Bogotá. Saludos desde las profundidades del Cabo de Gata.