martes, noviembre 01, 2011

Día 660 Te manda saludos Giorgio

¡Qué modelo difícil fue este gato! Aunque se podría suponer que tienen que ver con el movimiento las complicaciones que esta simpática especie supone para el fotógrafo, lo cierto es que el individuo de la foto había adoptado una actitud de inmovilidad total, recordando el estado de sueño. Sumando y restando, la cosa no era tan terrible. Para estos saludos de De Chiricio, el mayor riesgo consistió por el contrario en perder la cabeza, como el pobre de la derecha, que tuvo un doble encuentro con Salomé y la Medusa.

4 comentarios:

Pherro dijo...

Se nota que no les importa nada, ni al gato ni a la cabeza.
Saludos Pedro.

la MaLquEridA dijo...

Jajaja buena foto, pero me hiciste reír más con tu texto.


Saludos.

E. C. Pedro dijo...

Estimados, en estas condiciones creo que puede ser de gran provecho recomendar Cunfuse a Cat, un fantástico corto de los Monty Python.

elpresley dijo...

Jajaja...Tengo que reconocer que lo mejor de tu entrada ha sido el comentario de Pherro. Realmente es que tanto el gato como la cabeza "pasan" absolutamente del fotógrafo y de todo lo que les rodea. Yo creo que su preocupación es donde pasar la noche.

Un saludo.