miércoles, octubre 26, 2011

Día 655

Como todo el mundo sabe, tras escapar de sus raptores las sabinas se escondieron en varios lugares. Entre ellos, la sabana de Bogotá. Estos son los restos de un templo en el páramo, que ellas le dedicaron con gratitud a quien les brindó asilo.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Si les Romains avaient été jusqu'en Colombie chercher leurs Sabines, on aurait alors l'épisode de l'Enlèvement des Colombines.

Pherro dijo...

Tal ves sea el portal a otra dimensión.
Saludos Pedro.