lunes, octubre 03, 2011

Día 633

Tiene ante sí el visitante el busto de Epifanio Garay, un pintor retratista clásico, de corte académico, quien según la reseña que le dedica el Banco de la República fue el más importante en su género a escala nacional. Tiene un lugar relevante en este blog, pues fue el primero en tierras grancolombianas en explorar las relaciones entre la fotografía y la pintura. Como Ingres, Degas o Manet, buscaba en sus composiciones una representación fidedigna. Según la misma fuente, devolvió a su vez favores influyendo a los fotógrafos, que se inspiraron en sus trabajos.

4 comentarios:

Pherro dijo...

Me gustan los edificios que se ven detrás. Muy interesante la información del Ilustre Hombre.
La intención y el fin de ambas, es preservar un instante; por supuesto que lo logran, la fotografía y la pintura.
Saludos Pedro.

E. C. Pedro dijo...

Pherro, se trata de las Torres del Parque, de rogelio Salmona. No puedo negar que me siento algo orgulloso al presentártelas, pues son un conjunto muy valioso por varias razones: su color cambia con el días, promueven la integración del espacio público y el privado, conforman una bella composición con la contigua plaza de toros, responden al movimiento de los cerros orientales de la ciudad... Y bueno, ¡también me sirven como vivienda! He puesto una etiqueta para que sea posible ubicar otras apariciones de este conjunto en el blog. Saludos.

El peletero dijo...

Nunca se elogia suficiente a las personas que buscan ser fidedignos describiendo únicamente lo que ven.

Saludos.

la MaLquEridA dijo...

¿Es un atardecer? lo creo por las sombras que se ven.


Saludos.