lunes, septiembre 19, 2011

Día 622

Queda esta casita en el barrio Quesada, que fue el primero en desarrollarse al occidente de la vía del ferrocarril, es decir de la avenida Caracas. En 2010 cumplió nada menos que cien años de haber sido fundado, señalando la Historia de Bogotá que desde sus inicios presentó una dinámica propia, diferente de la del contiguo Chapinero. Al sur limita con el barrio Palermo, que es uno de los sectores desarrollados durante los años treinta y cuarenta, con amplias avenidas, jardines, y casas de diferentes estilos y proporciones. El Quesada, que lleva el nombre del fundador de la ciudad, hacía prever casas de estilo colonial y republicano, o por lo menos de interés histórico. La realidad se encuentra alejada de esa expectativa, pues se trata de un sector radicalmente renovado con intenciones comerciales, en cuyos cambios es patente que primó el pragmatismo simple. La de la imagen vendría a ser una de las contadas pruebas de una existencia más o menos centenaria.

3 comentarios:

Pherro dijo...

Sí, estos gobiernos "posmodernos globales" dicen una cosa y hacen otra.
Y conservan algunas cosas, ya sea por presión o por capricho, para "no olvidar nuestras raíces".
Magníficas tus fotos, Pedro.
Ya te sigo.

la MaLquEridA dijo...

Me gustan las imágenes limpias que logras retratar, muy buenas.


Un saludo.

FJavier dijo...

Oportuno momento de sol con fondo borrascoso que aporta protagonismo a esta casa tan cuidada y refuerza notablemente tu comentario. Por lo demás me parece una imagen familiar, como si este tipo de construcción hubiera formado parte del patrimonio urbano de mi niñez.

Cuidado con mojarse en este inicio primaveral. Aquí otoño.