miércoles, diciembre 29, 2010

Día 391

Afortunado encuentro de la arquitectura y la repostería. Acá puede usted, amigo escritor, situar con tranquilidad la residencia de un pastelero en una novela.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Cool ! Et c'est E.C.Pedro qui écrira le roman !

mi nombre es alma dijo...

¿Quien podría ser?

El peletero dijo...

Tienes razón, hay casas que parecen pasteles, ¿de fresa y nata?

Saludos.