miércoles, diciembre 08, 2010

Día 372

Carrera cuarta, casa cayendo. Contemporáneamente, ciclista concentrado compara cables.

1 comentario:

Javier dijo...

Tiene algo de seductor ver la decadencia de un escenario pretérito. Es como si desde su moribunda mirada esa fachada nos recordara orgullosa que nada es eterno y con ello cumpliera satisfecha su útima tarea.