martes, noviembre 09, 2010

Día 347

Decía el autor de El rojo y el negro que la novela es un espejo que se pasea por un ancho camino, sospechando tal vez las posibilidades de la fotografía.

3 comentarios:

Miguel Baquero dijo...

Fenomenal la serie de los bancos, sobre todo esa última foto de Se vende no se sabe qué, ¿la silla?
Enhorabuena por la forma en que, pese a todas las adversidades, vas paseando el espejo

El peletero dijo...

Me felicito también por la serie de los bancos, no la dejes ahí, no la des por terminada, yo tengo también la mía, es corta, pero la voy ampliando poco a poco, como la de las propias sombras en el suelo, y que muy a menudo confundimos, como muy bien dices y decía Stendhal y Platón, con un espejo.

Saludos.

mi nombre es alma dijo...

Cuando decimos alegremente que una imagen vale más que mil palabras queremos decir eso, una fotografía es una novela.