domingo, agosto 15, 2010

Día 271


...

2 comentarios:

Javier dijo...

Admiro la iniciativa de poner al fotógrafo frente a la cámara, aunque sólo se nos muestre levemente su contorno. Es una autoreferencia que de alguna manera también nos habla de Bogotá.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Pareces dentro de una vela. Saludos desde Lima.