lunes, agosto 02, 2010

Día 258

Arriesgándome a dar una imagen de la ciudad demasiado curva, me lanzo a los brazos de la tentación con esta simpática morada del sempiterno barrio Teusaquillo. A los arbustos que enmarcan la casita se les llama en Bogotá saucos.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

C'est comme la fête de la musique à Bogotá. Voici le décors de la scène : au centre, la Sound Machine ; sur les deux côtés, le Sound System (les 2 saureaux) ; au balcon, on attend l'artiste qui viendra chanter ; le rayon de soleil, c'est le projecteur qui illumine la scène.

E. C. Pedro dijo...

Le rayon de soleil, c'est la foi. XD

Anónimo dijo...

sorprende Bogotá, eso parece un rincón de Honda por ejemplo, tierra caliente es lo que sugiere. sorprende esta capital... pero son estas fotos las que guian la sorpresa.

E. C. Pedro dijo...

Esta luz de Bogotá deja asombrado. No me extraña que, como las nubes o las manchas en las paredes de Da Vinci, excite la imaginación en casas como esta.