viernes, julio 16, 2010

Día 242

En mi vida había visto perros más gatunos que este par.

9 comentarios:

Javier dijo...

Estos afables perros, E. C. Pedro, parecen ajenos a su naturaleza de can; el que se estira ignora probablemente la uniformidad tan aparente de sus calcetines y el que permanece recostado las consecuencias de su amistad perruna. Ambos desconocen que no están al sol del mediodía Madrileño, sino Bogotano. No sé exactamente por qué, pero me han recordado cierto estatus puberal de un ser querido. Saludos.

Miguel Baquero dijo...

¡¡¡Me maravilla la estampa de los perros callejeros que se estiran y desperezan al despertarse!!!

mi nombre es alma dijo...

Yo diría que parecen humanos desperezándose al sol, el inmisericorde sol.

lAeXploradora dijo...

Pues muy coquetos los perritos, dan ganas de estirarse, pero a este lado de la ciudad, el sol se deja ver poco, poco...

Anónimo dijo...

es que salió un poquito de sol: dan ganas de ir a estirarse por ahí...

El peletero dijo...

Ya sabes, vivimos un mundo de mestizaje, los perros son medio gatos y viceversa.

E. C. Pedro dijo...

Estimados amigos, esto de los perros callejeros ha sido un descubrimiento. Me ha llamado la atención verlos de a dos. ¡Los de la foto parecen personajes de dibujo animado del sábado por la mañana!

nefelibata dijo...

¿Conoces las fotos de Alec Soth publicadas bajo "Dog Days Bogota"? Estoy segura de que te gustarían sus perros callejeros y a él los tuyos...

E. C. Pedro dijo...

Nefelibata, qué agradecido estoy. El trabajo de Soth produce un saludable ataque de humildad. Saludos.