viernes, julio 09, 2010

Día 235

Cierto sistema se formó en menos de un literal abrir y cerrar de ojos: el dibujante, la modelo y el fotógrafo. (Al fondo, otra figura antropomórfica transporta dos sacos negros).

2 comentarios:

Javier dijo...

La confluencia de algunas miradas conforman, en ciertos momentos, auténticos sistemas planetarios. Tienes razón. Un instante cargado de magia, en gran medida gracias a la belleza de la modelo y a la oportunidad del fotógrafo.

mi nombre es alma dijo...

Y los rostros de los otros retratos que también participan del conjunto.