sábado, julio 31, 2010

Día 256

Nada mejor para escoger entre las tres virtudes teologales que la fe, pues no puede ser más importante, y sin ella las otras dos no son posibles, y en general en su ausencia nada es posible, debiendo en realidad declarársela virtud fundamental, para que dé curso al universo en el más axiomático sentido, la letra E al revés de la operaciones lógicas, pues ante todo hay que establecer la existencia del tema tratado, ya que de lo contrario se estarán elaborando reglas carentes de efecto, siendo en otras palabras indispensable y primordial la presunción de existencia que da la fe, de modo que sin ella es impensable albergar esperanza, y muchísimo menos amar, de modo que aunque el amor sea lo que sostiene el mundo, y haya por eso sido aplaudido hasta llegarse a afirmar que de las tres virtudes es el mejor, aunque sostenga el mundo, decía, la fe por su parte determina que la expresión "sostener el mundo" sea significativa, pues si no se tiene fe por lo menos en la existencia de las cosas, es imposible pretender que estas sean sostenidas por el amor o lo que sea, por no hablar de predicados mucho más complejos, como afirmar que sean altas o sublimes o flacas o divinas, conjurándose de paso la alternativa de guardar silencio, pues aunque se esté antes de lo decible, se sigue estando ante la palabra, de modo que es lícito concluir que callar es ya hablar un poco, siguiendo en líneas generales otro tipo de exigencias comunicacionales, de modo que cuando parece no necesitarse nada para estar con una persona, aparte de estar con ella, que para vivir, repetimos, basta con la armonía emotiva y con cierta telepatía intelectual, cuando se cae pues en la falacia del silencio, se está en realidad dependiendo de su estructura tácita y oculta, o en otras palabras en un caso en que se niegan los más selectos frutos de la fe, que son el tiempo y la materia, pues en su ausencia no puede haber ni armonía emotiva ni telepatía emocional ni silencio alguno, y de ninguna manera ni el más mínimo asomo de esperanza, que es de lejos la más accidental y prescindible de las tres, pues en un sentido amplio tan sólo pretende que lo dado mejore, y en un sentido estricto que se complemente lo insatisfactorio, sin pasar nunca de ser un optimismo disfrazado, una pura forma de desear, que es una capacidad clave para el bienestar de los seres concientes, por más rudimentaria que sea su autopercepción, pero hasta en los más recónditos casos, insistimos, apenas conducente a una satisfacción o desilusión, que depende por supuesto de la expectativa inicial, de la que empero ningún elemento esencial depende, siendo por ende la esperanza y en menor medida el amor conceptos disonantes en la terna de las virtudes teologales, de donde habría que excluirlos, incorporándolos por el contrario en grupos de menor nivel, como las siete virtudes del catecismo, utilizándolas respectivamente para reemplazar la diligencia y la castidad, ya que esos conceptos no contrarrestan ni la pereza ni la lujuria, dejando entonces la fe como única virtud teologal.

viernes, julio 30, 2010

Día 255


Qué bueno que haya una camarita grabando todo lo que pasa en esta cuadra —a la que dan varios edificios de gobierno— pues en cualquier descuido un desprevenido viandante con la mirada en el cielo estrellado sobre su cabeza, podría resbalar con una cáscara de plátano dejada por descuido en el suelo, rompiéndose la crisma en la caída, y requiriendo urgentes auxilios que el operador de la camarita podría enviar (si una tragedia del caso se produce) en menos de un abrir y cerrar de ojos.

jueves, julio 29, 2010

Día 254 Te manda saludos Stanley

Autorretrato con pretensiones kubrickstas.

miércoles, julio 28, 2010

Día 253



Revisando una página consagrada al Cementerio Central del Norte (enlace) advierto con sorpresa algo razonable, si uno es del medio o si se para a reflexionar un poco, y es que el objeto de las inhumaciones y de las exhumaciones no es el mismo ('cuerpos' vs. 'restos'). Se parece a la diferencia entre 'pez' y 'pescado', salvo que en ambos casos se trata de 'pescados'.

martes, julio 27, 2010

Día 252

Conjunto de evocadora regularidad, que según mis cálculos corresponde a un rectangulito terracota de el Mapa callejero de Bogotá (enlace), que se encuentra buscando la Carrera Veinticuatro con la Calle Cuarenta y siete, que son las etiquetas de esta entrada.

lunes, julio 26, 2010

Día 251

Son muy frecuentes en la ciudad estos triciclos, que permiten llevar cargas significativas, como varias cajas de bebidas. Vendrían a ser las tractomulas del transporte con propulsión humana.

domingo, julio 25, 2010

Día 250

Contraste vespertino en el Parque de la Independencia.

sábado, julio 24, 2010

Día 249

Las carrilereas en Colombia son tristes, pues son el reflejo de décadas de irresponsabilidad. En Bogotá sus raíles han sido menos maltratados que los del tranvía, que desaparecieron por decreto personal del alcalde Mazuera. Sus cercanías, sin embargo, sí han seguido la misma suerte que las de todas las vías férreas del mundo.

jueves, julio 22, 2010

Día 248

Poca, casi ninguna atención se le ha prestado a estos lares, que se encuentran en el barrio Granada, como la ciudad de Lorca. La inclinación de esos techos carece de sentido en nuestras ciudades sin nieve, pero ¿a quién le importa? Más significativo es sin embargo que su existencia haya determinado el uso extensivo del ladrillo rojo, que tanto bien le ha hecho a la ciudad.

miércoles, julio 21, 2010

Día 247

Priman en la imagen el amarillo, el azul y el rojo, los colores de la bandera colombiana. Teniendo en cuenta el movimiento que impera (la cámara está en un auto, la flecha de la derecha guía la mirada hacia el centro del cuadro, las líneas paralelas de los lados producen un efecto túnel), las evocaciones patrióticas imperan. Nunca el azar había sido tan bienpensante. (El subconsciente sería el camión negro de enfrente, que parece obstruir el paso de todos. Malo. Malo por un lado, malo por el otro).

martes, julio 20, 2010

Día 246

Ha llovido mucho. El cielo ha estado gris, un color con injusticia denigrado. Pero es que solo ha estado así. Lo bueno es que por la humedad las calles quedan desiertas.

lunes, julio 19, 2010

Día 245

Al fondo se ve la avenida Caracas. Hemos etiquetado la imagen bajo la coordenada de calle Treinta y tres, no obstante se trate de la diagonal, que es una calle que no sigue con rigor la cuadrícula.

domingo, julio 18, 2010

Día 244

Casa en Teusaquillo, vista desde el río Arzobispo. Con suerte (y sonambulismo) podríamos hablar de un Delvaux diurno.

sábado, julio 17, 2010

Día 243

Las sombras largas duran en Bogotá pocos minutos, pero no suelen pasar desapercibidas.

viernes, julio 16, 2010

Día 242

En mi vida había visto perros más gatunos que este par.

jueves, julio 15, 2010

Día 241

Una sorpresa bogotana. Situada en la carrera Sexta con calle Treinta y tres, esta casa revela cierta expectativa por parte de su arquitecto. ¿Cómo sería su sector de San Martín cuando comenzó su construcción?

miércoles, julio 14, 2010

Día 240 Te manda saludos Grégoire

Acá nadie entra, aunque tampoco sale. Circule por la izquierda. Cérémonie d'adieu aux prisonniers !

martes, julio 13, 2010

Día 239

(...) ¿No lo sabéis? Es mi aldea.

lunes, julio 12, 2010

Día 238

El garabato de la imagen es una gallina. Parece no tener cabeza porque esa parte de su cuerpo está estilizada. Pero en el fondo es una completa gallina.

domingo, julio 11, 2010

Día 237

En lo alto de Las Cruces, tal vez el más antiguo barrio popular bogotano, se encuentra esta casa esquinera que parece hecha a la medida para los interses de este blog.

sábado, julio 10, 2010

Día 236

El nunca bien celebrado barrio La Macarena con nueva propuesta kleeniana.

viernes, julio 09, 2010

Día 235

Cierto sistema se formó en menos de un literal abrir y cerrar de ojos: el dibujante, la modelo y el fotógrafo. (Al fondo, otra figura antropomórfica transporta dos sacos negros).

jueves, julio 08, 2010

Día 234

Casa esquinera en Chapinero, por la carrera Quinta. Sin haber sido arrasado el barrio ha sufrido estrepitosas intervenciones, como se aprecia en una de las construcciones vecinas a la vedette de la foto. La zona no es espectacular aunque algunos de sus inmuebles sí. Deprime la alegría con la que constructoras de bajísimas miras parecen seguir un plan de transformación en ciudad dormitorio.

martes, julio 06, 2010

Día 233

Y llovía y llovía...

Día 232

Este puente comienza en la Carrera Quinta y termina en la Tercera. Aunque surca la avenida Veintiséis, llamarlo puente de la Veintiséis carece de sentido, pues los puentes de la Veintiséis son los que construyó el alcalde Mazuera, conocido en este blog como "el destruye ciudades". En su caso, sin embargo, primó la sensatez y la construcción, algo desvencijada, se llama puente curvo o de La Derecha, pues allí filmó el grupo de rock homónimo (y una de las principales glorias del inmarcesible barrio La Macarena) una recordada toma su más conocido video (enlace). El quilombo de abajo se lo debemos a las obras de la fase III del Transmilenio.

lunes, julio 05, 2010

Día 231 Te manda saludos Paul

¡Cuánta razón la de Klee (Paul), quien bien clarito dice en sus textos que los colores claros traducen cercanía, y los oscuros lo contrario! Se iluminan los edificios del fondo a la derecha y la torre de la izquierda (la ex Bavaria) entre en invisibilidad.

domingo, julio 04, 2010

Día 230

En el Parque del Tercer Milenio tuve el gusto de asistir a una maniobra inusual, que consiste en el doble seguimiento de una pista. No deja de sorprender que algunos metros más arriba, hacia donde se dirige el par de canes, se encuentre el cruce de la calle y carrera Décimas, es decir la Décima con Décima.

sábado, julio 03, 2010

Día 229

En la imagen puede apreciar el visitante la parroquia del Divino Salvador. Dice su página (enlace) que "el 9 de septiembre de 1951 comenzaron las excavaciones de los cimientos de la torre de la Iglesia calculada para soportar el peso de cuatro grandes campanas, que fueron fundidas en la Casa Petit y Edelbroken en 1961 [llamadas] Salvator Mundi, (...) Ave María Gratia Plena, Sanctus Josephus y Sanctus Michaelis Archangelus".

viernes, julio 02, 2010

Día 228

El barrio Las Cruces queda en la zona oriental de la Bogotá antigua. No es colonial, pero cuenta con varias casas de tipo republicano (no la de la imagen, que no tiene estilo). En general, su arquitectura es homogénea y podría en algún momento, si no es presa del deterioro que lo amenaza, convertirse en la natural continuación de La Candelaria y sus alrededores. La construcción de la Avenida Los comuneros cambiará sin duda algunas cosas.

jueves, julio 01, 2010

Día 227

Bus y busetas en trancón (o embotellamiento) en la ciudad de Bogotá a principios del siglo XXI.