martes, junio 15, 2010

Día 211

Las obras de la fase III de Transmilenio han cumplido, digamos, su primer objetivo. Se trata de echar abajo algunos de los puentes trazados por el lunático de Mazuera. De hecho, donde se tomó la foto se encontraba el correspondiente al carril occidental de la Avenida Caracas. El proyecto planea continuar con el que se aprecia en la imagen, y con un poco de suerte, construir unos más largos para cumplir con la noble tarea de ampliar la calzada.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

es un edificio interesante el del fondo, que ha cambiado de color según a lo que lo han dedicado... qué le pasará ahora que la zona se transforme, qué color agarrará?

Javier dijo...

Similar a un proceso inflamatorio, las ciudades se acondicionan y reparan constantemente para sobrevivir a su propio crecimiento. Será posible, me pregunto, que también puedan enfermar por exceso.

¿Cuál sería el correspondiente antiinflamatorio?

Paralelismos forzados.