jueves, abril 22, 2010

Día 158

El teatro San Jorge es una aparición cobalto en una zona en extremo deprimida. Situado en los barrios occidentales de la Plaza de Bolívar, sufrió con su entorno el devastador proceso de degradación urbana de los años setenta, ochenta y principios de los noventa. Conservarse es su mayor virtud, en particular su fachada, pues el interior sí fue arrasado en 1999, año en que murió Kubrick.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

qué interesante. debió ser una belleza extraña. como Metrópolis, la peli.
Voy a ir a ver este edficio, muy impactante

Miguel Baquero dijo...

Me encantan los colores de tu ciudad y el impresionante trabajo que haces mostrándolos

Javier dijo...

Los teatros sobreactúan de decadencia cuando lo social envejece.

Espléndido testimonio.