domingo, abril 04, 2010

Día 146


El tiempo y el abandono han sido poco eficaces contra este negocio, que parece mantenerse intacto desde los tempos de Th. Edison.

7 comentarios:

mi nombre es alma dijo...

Y es que hay cosas que no cambian, aunque nos empeñemos o incluso sin poner interés.

Un abrazo

Anónimo dijo...

clave poner en relieve estas casas sobrevivientes... algo hubo. No todo cambio es para mejor!!

E. C. Pedro dijo...

Mmm, la sorpresa más profunda es que no hubo cambio.

Javier dijo...

Y a mí que me parece que lo de “eléctricos” hace referencia a sus moradores.

Anónimo dijo...

La casa de la foto ha sido fea desde los lejanos tiempos en que la construyeron, por lo que su actual valor radica en ser testimonio de otros tiempos y de la mesquindad de siempre de los ricos colombianos. En su interior probablemente se encuentren grandes y oscuros espacios que son dominio de grandes comunidades de ratas. Mejor dicho, lo mejor es la foto.

Anónimo dijo...

Me recuerda el barrio Guayaquil en Medellin, antes de ser destruido y convertido en la biblioteca de las EE PP MM.

VIOLETICA (del Vème)

E. C. Pedro dijo...

En efecto, cuánta razón tienes, los edificios de la derecha tienen intenciones... ¡alpujarrescas!