viernes, diciembre 11, 2009

Día 44

Cazador cazado se llama un cuento recogido en la "Antología de la literatura policíaca", editado por el inolvidable Borges y el a veces críptico Casares. Su trama cuenta la historia de un detective que se deja manipular con sutileza, quedando al descubierto su ingenuidad por las cartas que intercambia con la "víctima". En la carrera Séptima con calle Veintitrés, sin haber sido exactamente cazado, sí quedó su humilde servidor en evidencia, pues amén de haber tomado la buscada foto algunos instantes después de El instante (pretendía captar in fraganti al fotógrafo matutino del centro de la imagen), fui descubierto por el muchacho de la derecha, quien parece pensar "¿qué diablos...?".

3 comentarios:

mi nombre es alma dijo...

Un instante, una historia.

Un abrazo

Anónimo dijo...

ya era hora que esto pasara... uno impune por ahi metiendose en "la cara'" de los demas, tiene su momento de ser agarrado infraganti, digalo o no Bioy o Borges (a proposito de baires).

E. C. Pedro dijo...

En una de estas va y me encuentro con El Otro... ;)